Zamba de mi esperanza: la asunción de Obama y la jauría que atacó a Lanata